Publicidad

Prolongación de los ERTE

 

El pasado Lunes se escenificaba un acuerdo, sorprendente por lo rápidos, entre los diversos actores implicados para la prolongación de los ERTE más allá del periodo de alarma.


ERTE, EMPLEO COVID 19, DESEMPLEO CORONAVIRUS, TASA DE PARO

Durante esta semana, se están experimentando cambios importantes en nuestro país. La gran mayoría de Comunidades Autónomas han pasado a la esperada Fase 1 de la Desescalada, por lo cual ya se permiten encuentros en hogares con un máximo de 10 personas, así como la posibilidad de recoger pedidos de comida en restaurantes o acudir a bares, siempre y cuando se haga mediante cita previa y respetando las medidas de seguridad pertinentes.

Prolongación de los ERTE por fuerza mayor

También se ha llevado a cabo la prolongación de los ERTE por fuerza mayor a causa del Covid-19 hasta el 30 de junio, fecha que podrá retrasarse todavía más si la situación lo requiere. Es importante destacar que en función del ERTE se podrá reincorporar antes a un tipo de trabajadores que a otros, priorizando a aquellos a los que se les ha realizado un ajuste de reducción de jornada.

En este nuevo acuerdo, realizado por importantes instituciones de nuestro país, se ha estipulado que no podrán acogerse a un ERTE por fuerza mayor todas las empresas y entidades con un domicilio ubicado en un paraíso fiscal. Queda totalmente prohibido el reparto de dividendos en el momento en que se realice el trámite fiscal correspondiente a la aplicación del ERTE. Por otro lado, sí que podrán repartir dividendos aquellas empresas cuyas cuotas exoneradas fueron devueltas por la Seguridad Social.

Dicho acuerdo también estipula que las ayudas económicas por desempleo a causa de la crisis por Coronavirus se extenderán también hasta finales de junio, como era de esperar. Algo que no será igual en los ERTE por fuerza mayor de tipo fijo-discontinuo, en cuyo caso las ayudas económicas se extienden hasta finales de año. Dependiendo de cómo evolucione toda esta situación, son fechas abiertas al cambio.

A partir de ahora, los ERTE que sean por fuerza mayor van a poder cambiar para ser de otros tipos, como por causas organizativas, técnicas, económicas o de producción. Además, si se realizan a partir de la entrada en vigor de este nuevo acuerdo hasta el 30 de junio como máximo, todavía le servirán de explicación las características especiales que se establecieron al poco de declararse el estado de alarma. Será posible tramitar cualquiera de estos ERTE aunque haya uno de fuerza mayor todavía en vigor.

Respecto a los primeros acuerdos respecto a los ERTE por fuerza mayor derivados del Covid-19, se estableció que una exoneración de cotizaciones del 75% para las empresas que hasta finales de febrero contasen con un número superior a 50 trabajadores, y en el caso de ser menos de estos, se debe aportar un 100%. Dichas exenciones se mantienen hasta finales de junio si son por fuerza mayor total.

Para los ERTE por fuerza mayor parcial, podemos destacar que la empresa tendrá el privilegio de beneficiarse de la exención de estos, de manera que se premia la vuelta al trabajo de sus empleados. Recibirán una exención del 85% por cada trabajador a lo largo del mes de mayo, y de un 70% durante el mes de junio.

Publicidad