Qué es el desempleo estructural

 

Cuando hablamos de desempleo estructural, nos referimos a un tipo en concreto de desempleo, causado por cambios en la estructura económica de una o varias empresas. Generalmente, este tipo de desempleo viene dado porque las empresas y compañías que demandan empleo, no encuentran lo que buscan en los trabajadores. QUE ES DESEMPLEO ESTRUCTURAL

Es decir, no hablamos de ningún tipo de escasez de demanda, sino de que los consumidores modifican de alguna manera sus necesidades, y los trabajadores no se han visto preparados para reaccionar con la rapidez necesaria que tanto ellos como las empresas demandan.

De esta manera, la industria de la juguetería se ha visto afectada por este tipo de desempleo en los últimos años. Así como antes se demandaban fabricantes artesanales, a día de hoy la demanda se centra en trabajadores con amplia experiencia en tecnología, con capacidad para la creación y el desarrollo de juguetes interactivos.

Por lo tanto, si los trabajadores no logran adaptarse al nivel de demanda, no podrán encontrar empleo. De esta manera, las empresas tampoco conseguirán el tipo de empleados que necesitan, por lo que muchos puestos quedarán disponibles.

Las principales características del desempleo estructural, son tres. La primera de ellas es que se trata de un tipo de desempleo en el que no existe una falta de demanda del trabajo, sino todo lo contrario. Después, nos encontramos con que la oferta de trabajo no se ajusta a las necesidades de los demandantes. Es un tipo de desempleo especialmente difícil de erradicar, ya que es uno de los que más perduran en el tiempo.

Para tratar de reducir el desempleo estructural, es importante ofrecer programas de capacitación para que los trabajadores puedan formarse adecuadamente para cubrir los puestos de trabajo que se demandan. Una de las maneras para facilitar el acceso a estos programas es mediante las ayudas gubernamentales, tanto a las empresas que tienen necesidad de contratar, como a los trabajadores que necesitan formarse para conseguir empleo.

De todas maneras, nos encontramos ante un proceso lento en el que es necesario realizar una planificación adecuada y de inversión con expectativas puestas en el largo plazo.

Capitalizar el paro autónomo

Otros tipos de desempleo

Desempleo coyuntural: también conocido como desempleo cíclico, se trata de un tipo de desempleo que se encuentra estrechamente relacionado con las fases de expansión y recesión económica. De esta manera, cuando la economía baja, el desempleo aumenta, y cuando la economía se dispara, el desempleo disminuye. A día de hoy, el desempleo en España está disminuyendo a consecuencia de una pequeña mejora económica, que esperemos que continúe dándose durante mucho más tiempo.

Desempleo estacional: este tipo de desempleo se debe a la existencia de puestos de trabajo que sólo se generan en ciertas épocas del año, como por ejemplo en las temporadas de mayor turismo en España, donde es necesaria la contratación de muchos empleados en los sectores de la hostelería, especialmente. Una vez que la temporada de turismo se acaba, ya no se requieren tantos puestos de trabajo y ahí se genera un nivel de desempleo mayor.

Desempleo friccional: en la situación en la que se encuentra nuestro mercado laboral, este tipo de desempleo parece imposible de darse. Se trata de un tipo de desempleo que se da totalmente de forma voluntaria por parte del trabajador, ya que tiene la opción de trabajar pero no desea hacerlo.

Publicidad