¿Qué pasaría con la tasa de paro en la segunda oleada de contagios?

Actualmente no paran de sucederse noticias en las que nos informan de rebrotes en diferentes comunidades autónomas a lo largo del país, y los expertos no descartan que debamos prepararnos para una segunda oleada de contagios. Por esta razón, debemos ser conscientes de las consecuencias que ésta tendría para la tasa de paro en toda España. 

tasa de paro

La OCDE ha revelado unos datos que demuestran que, efectivamente, España es uno de los países que peor lo está pasando en el terreno laboral y económico a causa de la crisis por la pandemia. En función de las previsiones realizadas por el propio organismo, 2020 finalizará con una tasa de paro cercana al 20%, pudiendo aumentar hasta un 21,9% durante 2021 si se diese la temida segunda oleada de contagios.

Hay que tener muy en cuenta que España es uno de los países más vulnerables de la eurozona por culpa de la pandemia, no solamente por los contagios y las muertes que se han ido sucediendo a lo largo de estos meses, sino también por toda la crisis económica que se ha generado a raíz del Covid-19.

Previsión de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos

De esta manera, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos ha llevado a cabo una previsión sobre la situación en la que nos encontramos respecto al desempleo. Los datos no son nada positivos. Corremos el riesgo de acabar el año con una tasa de desempleo del 9,4% o incluso peor, con unos datos negativos históricos, que no se daban desde la Gran Depresión.

Para tratar de evitar en la mayor medida de lo posible que algo así suceda, los expertos recomiendan a los países que conforman la eurozona, y especialmente a aquellos que más afectados se han visto por la pandemia, que deben hacer todo lo posible para que la crisis de desempleo no se convierta en una crisis social en toda regla.

Esto será posible si se mantienen las ayudas económicas para todos aquellos que se encuentren en desempleo, de forma que se trate por todos los medios evitar crear una generación perdida de jóvenes, que de ahora en adelante podrían tenerlo realmente complicado para incorporarse al terreno laboral.

En cuanto a nuestro país, la tasa de desempleo parecía haberse estabilizado una vez finalizados los picos de marzo y abril, ya que en mayo se mantuvo en un 14,5% al comenzar la desescalada y reabrir gran parte de los comercios. No obstante, continuamos sumidos en una situación muy difícil de prever en el futuro, incluso a corto plazo.

Como ya hemos mencionado anteriormente, sólo podemos atenernos a las previsiones, que apuntan que a finales de año el paro alcanzará una subida histórica, siendo del 19,2% si la situación se mantiene como hasta ahora, y de un 20,1% si se diera una segunda oleada.

Pero no todo han sido malas noticias. Cabe destacar que España fue uno de los países que más rápido se movilizó para poner en marcha la opción del teletrabajo y así mantener miles de puestos en todo el país. Esto, a su vez, ha generado el apoyo de la digitalización a pequeñas y medianas empresas.

Y esto no acaba aquí, porque también debemos tener en cuenta que España es, hasta el momento, el único país de la OCDE que ha declarado el Covid-19 como enfermedad profesional para todos sus trabajadores, compensando los salarios de empleados con un extra de baja por enfermedad.

 

Publicidad