Por qué debería seguir formándote mientras estás en paro activo

El paro activo sería aquel en el que mantienes de manera constante las acciones en busca de empleo. Es la situación en la que se encuentra la mayoría de personas. Sin embargo, dentro de esta situación, no siempre se contempla la formación como parte de la actividad a desarrollar.

Los mejores portales para encontrar empleo freelance

La formación y reciclaje profesional es una clave no siempre valorada por las personas en desempleo, y que, sin embargo, puede en la percepción de un reclutador a la hora de buscar trabajadores.

Por qué es importante para ti continuar formándote durante el desempleo

En primer lugar, es importante por una cuestión de método. Buscar trabajo es una tarea compleja en la que se invierten muchas horas y, buena parte de ellas no tienen resultado directo.

Introducir en las rutinas una parte de esfuerzo con recompensa, como es el aprendizaje y el reciclaje profesional, no sólo a mejorar las capacidades, también supone una ruptura en las rutinas diarias de los desempleados.

Esto ocurre tanto cuando se estudia a título individual, como cuando se hace a través de cursos de reciclaje, se continúa con los estudios interrumpidos, o se realizan estudios complementarios a la formación recibida.

Otro aspecto fundamental es no perder de vista la evolución de los modelos de empleo e innovaciones. Sobre todo, para personas que llevan tiempo en desempleo, para adaptarse a la evolución de los trabajos es fundamental. Hay que tener en cuenta que hoy en día la innovación se aplica de manera vertiginosa. En este sentido, el reciclaje profesional a través de la formación es básico.

Por qué es importante para las empresas comprobar que has continuado formándote

Si le preguntáramos a un grupo de reclutadores de servicios de recursos humanos sobre los aspectos importantes en cuanto a características personales que más se valoran, probablemente la constancia y la proactividad sean dos que aparecerán por encima de los demás.

Cuando nos hemos mantenido activos en el proceso de desempleo, y lo hemos utilizado también para mejorar nuestras capacidades profesionales, o, simplemente, para no desaprovechar el tiempo empleándolo en mejorar nuestros conocimientos, transmitimos un mensaje claro de inquietud profesional, constancia y dedicación, y disponibilidad a la mejora.

Todos estos son elementos que hacen muy atractiva una candidatura profesional. Un reclutador, en las mismas circunstancias de formación y experiencia laboral de dos candidatos, sin duda valorará si uno de ellos ha realizado cursos de reciclaje profesional, de mejora de sus capacidades, si ha recibido formación sobre la innovación en el sector mientras ha estado en desempleo, etc.

La formación debería ser algo que nos acompañe a lo largo de la vida. Caer en la desidia personal por falta de resultados en la búsqueda de empleo es desafortunadamente algo bastante habitual y que puede solucionarse si nos planteamos que con el estudio y la formación ampliaremos siempre nuestras posibilidades futuras de encontrar un buen empleo

 

Publicidad