Todo sobre la ampliación de los ERTE hasta mayo

El preacuerdo realizado entre el Ministerio de trabajo y los agentes sociales, implica una prórroga de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo hasta finales del mes de mayo. 

Por el momento, no se ha anunciado que sea un acuerdo definitivo, por lo que se seguirán realizando negociaciones hasta la semana que viene. Los ERTE han sido una de las opciones más escogidas por las empresas durante la pandemia, para no tener que recurrir a los despidos.

ERTE, Gobierno, estado de alarma

Por qué ampliar los ERTE hasta mayo

A pesar de su mala fama, sin ellos el sector laboral se habría visto mucho más hundido de lo que ya lo ha estado. Así, miles de personas que se encuentran en situación de ERTE están viendo el final de las ayudas económicas por el mismo, ya que el 31 de este mismo mes, se dan por finalizados, en teoría.

Para que todas esas personas afectadas por el ERTE no pierdan sus ayudas, desde el Ministerio de trabajo se han propuesto realizar una nueva prórroga sustituyendo a la que ya está llegando a su fin. De manera que los trabajadores que estén en situación de ERTE, continúen recibiendo ayuda económica hasta finales del mes de mayo.

En total, hablamos de 755.000 personas que se encuentran a la espera de saber si la prórroga va a ser una realidad o no. Por su parte, la patronal y los sindicatos creen que lo más adecuado sería que el Gobierno no llevase a cabo más cambios estructurales sobre los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo. Esto implicaría que las condiciones y los requisitos de solicitud se mantendrían como hasta ahora, y por lo tanto a finales de enero las ayudas económicas llegarán a su fin.

Han sido varios tipos de expedientes los que se han utilizado a lo largo de la pandemia, siendo los de reducción de jornada uno de los más utilizados. Muchos expertos señalan que la prórroga que se quiere llevar a cabo es muy importante, ya que en el mes de mayo se pone fin al segundo estado de alarma decretado a finales de octubre por el Gobierno.

De hecho, los expertos opinan que lo más adecuado es que, si las empresas que deciden despedir a un trabajador, lo hagan devolviendo a la Seguridad Social la cuota del mismo. Si se hiciera de otro modo, se destruirían gran cantidad de puestos de trabajo. Además, debe impedirse el despido colectivo en las empresas, que no haría más que perjudicar al sector laboral.

De los diversos temas que todavía quedan por tratar para hacer realidad este acuerdo, los sindicatos tienen como objetivo conseguir que se permita ampliar el cobro, tanto de prestaciones como de subsidios a causa del desempleo, hasta el próximo año.

Hasta el próximo mes de marzo, todos aquellos trabajadores que se encuentren afectados por un ERTE, en suspensión de contrato, continuarán cobrando hasta un 70% de la base reguladora. La cantidad variará dependiendo de su sueldo. En el momento en que llegue el mes de marzo, el Gobierno se encontrará en la obligación de realizar un nuevo ajuste, con la finalidad de que la cuantía que cobren los trabajadores en ERTE no llegue, en ningún caso, a ser inferior del 50% de su respectivo salario.

 

Publicidad