Publicidad

La tasa de paro puede subir hasta el 24% según el Banco de España

Nos encontramos ante una situación económica muy complicada, ya no sólo en España sino prácticamente a nivel global. Y es que la pandemia por Covid-19 ha causado una de las crisis económicas más fuertes de las últimas décadas, junto con la que se dio en el año 2008.

PIB ESPAÑA

Por el momento, ninguna de las previsiones dadas por los expertos se aventuran a ser optimistas sobre el transcurso de la economía, ya que es innegable que queda un largo camino para recuperar lo que el virus ha destruido a su paso por el planeta. De hecho, ha sido el propio Banco de España quien augura una caída del PIB anual de hasta un 15,1% a lo largo del escenario de riesgo, seguido de un 9% en recuperación temprana, y finalmente de un 11,6% si todo se desarrolla según lo previsto.

No obstante, ni siquiera un organismo como este puede tener la última palabra al respecto, ya que estamos ante una situación completamente imprevista y cuyo desarrollo es realmente incierto, las noticias cambian cada día y lo que puede ser seguro hoy, no lo va a ser mañana.

Recuperación más lenta

Por lo tanto, se ha preferido construir un escenario de recuperación más bien lento, en el cual cabe la posibilidad de que se sucedan ligeros repuntes en cuanto a las personas infectadas, lo que tendrá como consecuencia nuevos confinamientos más estrictos que los anteriores. En este hipotético caso esbozado por el Banco de España, el PIB aumentaría durante este año hasta alcanzar un 15,1%, mientras que en 2021 crecería un 6,9% y finalmente en 2022 un 4%.

A pesar de que se ha presentado un escenario que incluye tanto las posibilidades buenas como las malas que se pueden desarrollar de ahora en adelante, no se puede negar que las estimaciones son mucho más positivas que las que se dieron en el pasado 18 de mayo.

En aquel momento se estimaba que el PIB iba a sufrir una caída anual de entre el 9,5% y el 12,4%, cuya recuperación al año siguiente iba a resultar insuficiente para estabilizar la economía española, puesto que el avance económico hubiera sido de entre un 6,1% y el 8,5%.

Para este segundo trimestre del año, los expertos prevén una fuerte caída del PIB que variará entre el 16% y el 21,8%. Esto se deberá únicamente a una incidencia en el confinamiento más elevada que en el primer trimestre. A mitad de año se espera un repunte de la actividad, que estará acompañado por una recuperación posterior. En el tercer trimestre del año, el repunte podría ser de entre el 16% y el 19,3%, mientras que en el cuarto trimestre la situación se recuperará ligeramente, entre el 3% y el 6,3%.

Como todos sabemos, España ha sido una de las zonas con más contagios a nivel europeo, por lo que tanto en un posible escenario como en otro, la reducción del PIB superaría a la del área del euro en unos tres puntos porcentuales. A pesar de esto, también hay que tener en cuenta que la recuperación de la economía española va a resultar mucho más efectiva que en el resto de la eurozona.

Por otro lado, otra de las tasas más perjudicadas por esta nueva crisis ha sido la del paro. Según las estimaciones del Banco de España, se cerraría el año con una tasa de paro de un 18,1%, en el escenario más benigno, con 4 puntos porcentuales por encima de cómo se cerró el paro en 2019. En un escenario intermedio, este cierre sería de un 19,6%, y para finalizar, en un caso totalmente de riesgo, al 23,6%. Hay que tener en cuenta que son estimaciones que pretenden abarcar todas las posibles situaciones que podemos vivir con el Covid-19, porque cabe la posibilidad de que se den rebrotes con nuevos confinamientos, etc.

Estamos ante una situación inesperada y sin precedentes, y nadie sabe con certeza que podrá suceder en los meses venideros, solo podemos basarnos en estimaciones y esperar que la situación no cambie drásticamente de un mes para otro.

Publicidad