Publicidad

Datos de desempleo peores aun de lo esperado

Dadas las circunstancias en las que nos encontramos debido al estado de alarma que fue declarado el pasado 14 de marzo por el Gobierno, se han producido numerosos cierres de distintos negocios, desde bares hasta centros comerciales, al no considerarse de primera necesidad. Esto ha tenido como consecuencia que las empresas pierdan gran parte de las ganancias que tenían y se vean en la necesidad de realizar ERTES a gran parte de sus empleados para poder recuperar cierta estabilidad financiera. 

CAIDA HIPOTECAS

Además, hay que tener en cuenta que durante esta época del año es cuando más empleo se genera con motivo de una temporada alta en el turismo, que suele comenzar en semana santa. Debido al confinamiento en el que nos encontramos, esto no va a ser una opción viable durante este año, por lo que todo apunta a que la economía de nuestro país va a sufrir una crisis bastante importante.

En conjunto, son una serie de razones por las que vemos que el número de parados está experimentando unas cifras bastante alarmantes, y no son pocos los que recalcan que no se veían unos datos similares desde la crisis financiera del 2008.

Actualmente, la Seguridad Social ha perdido más de 830.000 afiliados, el número de desempleados supera los 300.000, de forma que el número total de parados en España ha llegado a los 3,5 millones. Como decíamos anteriormente, se trata de cifras similares a la crisis del 2008, aunque la principal diferencia entre esa crisis y la de ahora, es que se está dando todo de manera repentina a causa de una pandemia mundial, y no de forma progresiva en el tiempo.

Es algo que los expertos nos piden que tengamos en cuenta, ya que es muy probable que la situación vuelva a estabilizarse a finales de este año o principios del siguiente. De manera que hay que evitar que cunda el pánico, simplemente hay que ser conscientes de que este virus ha supuesto un cambio importante en nuestras vidas, tanto en la salud como en la economía.

Lo más sensato ahora mismo es mantener cierta calma y consultar a diario los cambios que pueda haber referidos al empleo, ya que cada día podemos encontrar noticias nuevas al respecto.

Cómo ya mencionamos al principio, la situación de las empresas ha llegado a tal punto que se han visto en la necesidad de realizar ERTE a la mayor parte de sus empleados, y aunque a priori nos parezca una mala noticia, hay que tener en cuenta que podría ser peor. Se trata de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo, por lo que una vez que la situación se estabilice, los empleados tendrán la oportunidad de volver a cubrir sus respectivos puestos de trabajo.

Según los datos oficiales, en nuestro país ya se han contabilizado alrededor de 600.000 ERTE. El Gobierno está procurando ofrecer ayudas tanto a trabajadores como a autónomos que sufran la pérdida de su salario o de sus trabajos como medida excepcional para combatir la expansión de la pandemia.

 

 

Publicidad