Cosas a tener en cuenta antes de comenzar la universidad

Cuando el estudiante se dispone a comenzar su primer curso de universidad hay muchas cosas que tiene en cuenta: desde el cambio de domicilio que muchos deben afrontar hasta la financiación, los préstamos estudiantiles, etc. Sin embargo, hay algunas cosas importantes a las que no siempre se presta la atención que se debe.

Cuando se analiza el índice de fracaso en el primer curso de universidad, existen algunos rasgos característicos que se repiten con mayor frecuencia dentro de los motivos de dicho fracaso.

Una mala elección de los estudios seleccionados, un mal proceso de adaptación al modelo académico elegido, son factores frecuentes en el fracaso estudiantil, y no siempre se han valorado previamente de manera adecuada.

Elige bien el modelo académico de la Universidad seleccionada

No todas las universidades ofrecen el mismo modelo académico. Esto no sólo es importante, puede ser determinante. La diferencia entre distintos modelos académicos es elevada y, en algunos casos, incluso, opuesta.

Estudiar a fondo cuales son los diferentes modelos educativos que se nos proponen es un aspecto básico. No se trata sólo de elegir una universidad por su prestigio o por si resulta más o menos asequible.

Tanto los programas de estudio como las políticas educativas son elementos básicos para este proceso de selección. Afortunadamente, hoy en día las universidades son muy abiertas a la hora de comunicar sus fórmulas y herramientas pedagógicas.

Revisa bien todos los aspectos complementarios a tus estudios

Curiosamente, la falta de adaptación de los estudiantes al primer curso universitario tiene menos que ver con los aspectos lectivos y más con los aspectos complementarios.

Aquí, también, las universidades tienen propuestas muy diferentes. Desde universidades muy enfocadas en el aspecto pedagógico de la enseñanza, hasta otras universidades con una vida complementaria muy rica y amplia.

Revisar a fondo todos los aspectos complementarios de la universidad que deseas seleccionar es básico. Aquí incluyes elementos como la residencia, el ambiente estudiantil, los cursos y actividades complementarias, e incluso el tono general de los diferentes campus.

Se trata de encontrar aquella propuesta con la que nos sintamos más identificados desde todos los puntos de vista, y, donde entendamos que encargaremos mejor tanto en el aspecto educativo como emocional.

Prepárate para el cambio de intensidad en el estudio

Uno de los problemas más graves en el primer curso de universidad, según los estudiantes universitarios estadounidenses, es la gran diferencia de exigencia a la hora de estudiar al dar el salto a las universidades.

Se trata de un cambio cuantitativo y cualitativo. La cantidad de dedicación al estudio va a multiplicarse, y, del mismo modo, las materias van a resultar más complejas y exigir mayores niveles de esfuerzo.

Está claro que para personas acostumbradas a estudiar de manera intensa este cambio puede ser menos drástico. Pero, en general, es muy recomendable prepararse lo más intensamente posible y reforzar los hábitos de estudio para adaptarse a las nuevas exigencias.

Publicidad