Contratos de menos de tres meses: mayoritarios en el mes de julio

Que una buena parte del crecimiento de empleo del mes de julio es estacional es algo que sabíamos, ahora, estos datos se ven confirmados ya que, según el propio Ministerio de Trabajo y Economía Social el 52,23% de los nuevos contratos del mes de julio han sido para menos de tres meses de duración.

Desempleo mundial

Dentro de esos datos, también resulta destacable, que prácticamente el 35% de los contratados en el mes de julio firmaron contratos para una duración inferior a un mes, y, el 21,54%, para una duración inferior a una semana.

Qué preguntas puedes (debes) no contestar en una entrevista de trabajo: las respuestas en este artículo

Cómo fueron los contratos en Julio

La duración media de los más de 1,8 millones de contratos registrados en julio es de 53,2 días.

Como hemos indicado, el 21,5% de los contratos se han firmado para una semana o menos, un porcentaje muy lejano es el de los contratos para entre una semana y dos semanas, que sólo asciende al 4,76%. Y los contratos para entre 15 días de un mes al 8,61%. Esto arroja el dato de que el 34,9% de los contratos en el mes de julio son de menos de un mes de duración, con especial incidencia en los de una semana o menos.

Los datos de los contratados de duración indeterminada, generalmente de obra y servicio, superaron los 571.000. Se trata de una modalidad temporal muy empleada en la que el trabajador depende de la carga de trabajo, y que, por tanto, no se computa entre los anteriores, aunque puede acabar correspondiendo a cualquiera de las categorías citadas.

En el apartado de contratos fijos, se registraron algo más de 165.000, lo que supone un 9% del total, pero, tal y como señala la información, no se trata de nuevo contrato en un porcentaje casi superior al 33% de ellos, ya que son conversiones de trabajadores eventuales en indefinidos.

En cualquier caso, se trata desde el punto de vista de la duración media de contrato, del mejor mes de julio en los últimos años, con la mayor media de duración contractual, salvo el mes de julio de 2020, donde fue mayor.

Falta por ver, del volumen total de los contratos por obra y servicio, cómo concluirá el mes de agosto, y el efecto de la desestacionalización que, con el alargue del periodo estival al menos hasta mediados de septiembre, probablemente no conoceremos de manera detallada hasta el mes de octubre.

Publicidad