¿Se puede solicitar el paro sin clave digital?

Los trámites para solicitar la prestación por desempleo, el conocido como paro, no son complejos, y, de hecho, a través de Internet se pueden gestionar de manera rápida y eficaz. Sin embargo, para hacerlo, es necesario utilizar la clave digital, el certificado digital que permite operar para este tipo de trámites en la red. No obstante, existen alternativas para quien no puede o no se encuentra cómodo manejando este tipo de herramientas.

Solicitar cita previa para pedir el paro

Para todas aquellas personas que se encuentren en situación de solicitar el paro y no quieran o no puedan utilizar la clave digital, el servicio de empleo público estatal permite realizar otro tipo de acciones. Una cómoda, que la propia institución se ha encargado de anunciar a través de sus redes sociales, es elaborar una solicitud previa a través de un formulario en el que se incluye información relativa al trabajador, la situación laboral, los datos personales y bancarios.

Este formulario se encuentra dentro de la propia página web del servicio empleo público estatal.

Cómo solicitar el paro por internet si clave digital

Para acceder a él es necesario, dentro de la propia página citada, elegir la opción Pre Solicitud de Prestación Individual. Una vez elegida esta opción, será necesario introducir el número de DNI y comenzar los trámites.

Dentro de los trámites es posible elegir diferentes opciones, y para solicitar la prestación de desempleo simplemente se elige en primer lugar la opción de prestación contributiva introduciendo todos los datos que el sistema vaya a solicitar. Los habituales serán los siguientes:

  1. Nombre y apellidos
  2. Dirección
  3. Número de DNI
  4. Fecha de caducidad del DNI

Junto a los datos anteriores, y algunos más relativo a la identificación, también es necesario aportar un número de cuenta en el que el servicio de empleo público estatal domiciliar a el pago de la prestación. También será necesario introducir el nombre y los apellidos y número de DNI del cónyuge, o de progenitor si hay hijos en común y los datos de los hijos menores de 26 años, también señalando si tienen discapacidad de al menos un 33%, o en acogida.

Tras aportar todos los datos y revisar los mismos, se procede al envío de la documentación y se recibe una comunicación de acuse de recibo por parte de la institución. Desde ese momento se debe esperar a que el SEPE procese dicha documentación y resuelva de manera favorable o desfavorable la solicitud.

Hay que tener en cuenta que no se trata de un mecanismo exclusivo para la pensión contributiva del paro. También se puede utilizar para otras prestaciones y otros subsidios, y del mismo modo, también se puede utilizar para solicitar la baja del paro, o modificar datos como la domiciliación bancaria o datos relativos a la situación de la persona siempre que puedan afectar al importe de la prestación.

Publicidad