Cuántos hogares españoles tienen a todos sus miembros en paro

El cómputo de los hogares en los que todos los miembros se encuentran en desempleo es un dato recurrente que, además, nos muestra un panorama (duro) de la situación de desempleo en nuestro país. Y desafortunadamente, este dato continúa creciendo.

desempleo

Con las cifras de la mano, datos relativos el primer cuatrimestre del año, vemos como el crecimiento de hogares con todos sus miembros en paro ronda el 2,5% respecto al último cuatrimestre de 2020. Estaríamos en un escenario en el que más de 1.220.000 personas se encuentran en esta situación.

En los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que podíamos consultar a comienzos del mes de mayo, veíamos como a lo largo del último año había crecido de manera notable el número de hogares en los que todos los miembros se encuentran en desempleo, concretamente en 152.400 lo que, siempre según los datos de la EPA, vendría a suponer un crecimiento del 14,2%.

La lectura de estas cifras de paro en las que todos los miembros de un mismo hogar se encuentran en situación de desempleo no dejan mucho lugar a dudas. Estamos ante uno de los efectos más claros de la pandemia. Cuando se cumplía un año del estallido de la pandemia el pasado mes de marzo, nuestro país contaba con más de 350.000 desempleados más, superando la cifra de los 3.653.000. Obviamente, esta cifra se ve maquillada por los ERTE, que han resultado una figura clave ya que acogieron a más de 750.000 personas. Falta por ver, la salida de muchos de estos ERTE que aún no se ha concretado y qué porcentaje de trabajadores que siguen en ellos pasan a engrosar las cifras del desempleo.

La esperanza del verano y la reactivación por sectores

la salida del estado del alma, el aumento progresivo de la vacunación y las expectativas de recuperación económica se encuentran en la base de la expectativa de recuperación de empleo.

Hay mucha esperanza puesta en la recuperación de empleo en sectores que han sido duramente castigados como el turístico, con segmentos como la hostelería especialmente vulnerable al efecto colateral de la pandemia.

También los sectores de servicios, la construcción y el ocio y la cultura, son sectores que pueden verse beneficiados por esta salida del estado de alarma y la recuperación de cierta normalidad que, según todas las previsiones, movilizará la creación de empleo. Eso sí, probablemente, estamos ante un nuevo estallido de la oferta de empleo temporal, no en vano, la percepción de que la pandemia aún no ha acabado es clara y contundente.

Publicidad