Qué es la EPA y por qué es importante

Se trata de unas siglas que escucharemos muy a menudo cuando el Instituto Nacional de Estadística comunica datos sobre el paro o el empleo, y también es muy probable que no sepamos qué es lo que significan exactamente.

Pues bien, EPA son las siglas de Encuesta de Población Activa, y es un estudio que se realiza mediante estadísticas para recabar datos e información sobre el mercado de trabajo, pudiendo de esta manera calcular las tasas de desempleo u otro tipo de magnitudes semejantes.

INE, EPA, encuestas, economía

Qué es la Encuesta de Población Activa

Este tipo de encuestas son más importantes de lo que pueden parecer en un primer momento, ya que forma parte del cálculo estadístico de los ratios que miden la salud de la economía, así como la manera en que se desarrolla. 

De esta manera, nos encontramos con dos tipos de tasas bien diferenciadas. Por un lado, tenemos la Tasa de Actividad, que se calcula dividiendo el número de personas activas en el sector del empleo, entre el número de personas que se encuentran en edad de trabajar, que son aquellas mayores de 16 años.

Después tenemos la Tasa de Paro, en la cual se hace referencia al número de personas en edad de trabajar y que están cualificadas para trabajar, pero que por diferentes causas se encuentra sin trabajo.

Por lo tanto, la tasa realiza un cálculo sobre el porcentaje de personas desempleadas, en relación con el conjunto de población en edad de trabajar. Es importante recalcar que, dentro de la población activa, todavía no se incluyen a las personas que se dedican al cuidado del hogar, ni tampoco a aquellas personas que dada su edad o su estado se han jubilado, o que por la razón que sea no se encuentran en disposición de acceder al mercado laboral.

Dicho indicador es publicado una vez cada tres meses por el Instituto Nacional de Estadística, se utiliza como referencia por los medios de comunicación, y es considerado el mejor indicador para medir la evolución tanto de la tasa de empleo, como la de desempleo.

Su funcionamiento es el siguiente: las encuestas son realizadas a multitud de familias distribuidas por todo el país. Cada tres meses, se realizan encuestas a alrededor de 65.000 familias procedentes de diferentes lugares de España, tomándose datos de alrededor de 60.000, lo que equivale a unas 200.000 personas encuestadas en total.

Se encuentran en el deber de participar en este tipo de encuestas, cualquier persona mayor de 16 años, suministrando una información real, puesto que es posible que resulten escogidas para formar parte de la muestra. En tal caso, tendrán que responder a todas las preguntas que les realicen los servicios estadísticos, dentro del plazo de tiempo solicitado por la administración responsable.

Como ya hemos mencionado, la encuesta se realiza cada tres meses, por lo que pasado ese tiempo, la sexta parte de las familias irá rotando. En otras palabras, si tu o tu unidad familiar, resulta seleccionada para responder a estas encuestas, os encontraréis obligados a responderlas durante seis trimestres consecutivos.

Publicidad