Previsión de caída de la facturación de los autónomos

Los autónomos han sido una de las grandes víctimas de la crisis económica provocada por el Covid-19. A pesar de que acabamos de entrar en la etapa de la nueva normalidad y las cosas parecen ir a mejor en el tema económico, se calcula que los autónomos van a facturar mucho menos durante este 2020 de lo que acostumbraban en años anteriores. 

autonomos, ayudas autonomos

Los expertos calculan que alrededor de un 90% de los trabajadores por cuenta propia en España van a facturar menos de lo que venían facturando hasta ahora. De hecho, el 69,6% de los autónomos afectados perderá aproximadamente un 40% de sus ingresos habituales.

Por otro lado, nos encontramos con un 7,1% que se mantendrá con el mismo nivel de ingresos que tenía hasta el momento, e incluso un 2,6% que ha logrado obtener beneficios incluso en un momento tan complicado como el que hemos vivido en estos últimos meses durante el estado de alarma, que ha durado casi 100 días.

Además, se calcula que tan sólo un 12,1% de los trabajadores por cuenta propia ha logrado mantener su actividad laboral al completo, mientras que un 72,4% han visto dicha actividad reducida a la mitad. El resto de autónomos todavía no han conseguido retomar su actividad laboral, y esto está causado principalmente por tres motivos.

El primero de ellos, que aunque ya pueden reabrir sus negocios, todavía no les resulta lo suficientemente compensatorio como para hacerlo, ya que aunque abrieran seguirán perdiendo más dinero del que podrían ganar. En segundo lugar, nos encontramos con los trabajadores autónomos que no han abierto sus negocios pero lo harán próximamente. Y, por último, aquellos autónomos que no pueden volver a abrir porque las actividades que se ejercen todavía no se encuentran permitidas.

El efecto del coronavirus en los trabajadores por cuenta propia

Sin duda alguna, ha sido un momento extremadamente complicado para los trabajadores por cuenta propia. No han sido pocos los que se han visto en necesidad de recurrir a las ayudas económicas facilitadas por el Gobierno, ya que sus ingresos habían caído de manera alarmante. No obstante, debemos destacar que tan sólo el 4,1% se ha dado de baja en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o RETA.

Ahora, uno de los temas que más preocupan a los autónomos es la morosidad de cara a sus negocios. Los expertos calculan que alrededor de un 40% de trabajadores autónomos sufre la morosidad en sus actividades laborales, mientras que el resto afirma no verse afectado de ninguna manera en este sentido.

Otro de los problemas a los que se van a enfrentar los autónomos tras la crisis económica por la pandemia, es la reducción de plantilla. Se calcula que al menos el 30,9% va a verse en la necesidad de reducir su plantilla, mientras que un 47,9% mantendrá el mismo nivel de empleados que hasta ahora. Por su parte, un 20,6% de autónomos todavía tiene dudas sobre la decisión que debe tomar, por lo que el futuro de su plantilla se mantendrá en el aire, al menos de momento.

Publicidad