Jack Ma y sus fracasos en los trabajos

Jack Ma ya ha pasado a la historia como uno de los empresarios con más talento y olfato para los negocios. El fundador de AliBaba es además una figura muy reconocida en cuanto a consejos e ideas relacionadas con el emprendimiento. Sin embargo, su carrera previa al éxito estuvo llena de fracasos.

Incluso los primeros pasos de AliBaba fueron complicados: la empresa no produjo ningún beneficio en los tres primeros años y estuvo al borde de la bancarrota y sin obtener financiación.

Los primeros fracasos de Jack Ma

Aunque pueda sorprender, Jack Ma no fue en absoluto un buen estudiante. Al contrario, tuvo una gran cantidad de suspensos. Le costó pasar a secundaria, y fue rechazado en la universidad en varias ocasiones.

Se cuenta como anécdota que ha sido rechazado al menos en 10 ocasiones por Harvard. De esta anécdota extraemos dos conclusiones, efectivamente no era un gran estudiante, pero era una persona tremendamente perseverante.

El propio fundador de AliBaba ha repetido en múltiples ocasiones los problemas que le supone trabajar con números. No se le dan bien las matemáticas, de hecho, su formación inicial tiende más a las letras. Sin embargo, la empresa que fundó es un monstruo comercial.

Los fracasos en los primeros trabajos de Jack Ma

Realmente deberíamos decir los rechazos que sufrió Jack Ma al solicitar trabajos. Existe constancia de al menos una treintena de empresas que rechazaron su candidatura, incluyendo el intento de convertirse en oficial de policía. Los pasos en la carrera profesional tras graduarse fueron realmente duros.

Una anécdota también recurrente en la biografía de Ma es que se presentó junto con otros 23 candidatos a una demanda de 25 puestos de trabajo en KFC, los otros 23 candidatos fueron seleccionados y él resultó el único rechazado aun existiendo un puesto disponible.

Los fracasos antes del éxito

Podríamos pensar que, tras la fundación de AliBaba, Jack Ma alcanzó el éxito inmediato, pero esto no fue así.

Los primeros pasos de esta empresa fueron realmente complejos. No produjo ganancias durante los primeros años, pero tampoco contaba con el apoyo de los inversores de Silicon Valley que dieron la espalda al proyecto. Realmente la empresa estuvo a menos de un año de quebrar.

De esta fase inicial de su proyecto empresarial, Ma siempre destaca como uno de sus errores más graves (y fracaso por extensión) haber alejado a sus socios iniciales, para sustituirlos por supuestos especialistas para el Consejo de dirección.

Como vemos, la carrera de este famoso hombre de negocios no ha sido sencilla, al contrario, realmente ha sido complicada y llena de fracasos. Esto lo que nos muestra es otra de las constantes cada vez que analizamos a grandes nombres dentro de los negocios en la actualidad, pero también en el pasado: la constancia y el esfuerzo.

En cualquiera de los grandes perfiles empresariales, desde Bill Gates hasta el ya desaparecido Steve Jobs, la constancia y creer en las ideas propias han sido la base de grandes éxitos empresariales.

 

Publicidad