Cambio de trabajo en 2022: qué debes tener en cuenta

El cambio de año para unos puede traer continuidad, pero, para otros puede significar el momento en el que plantearse un cambio de rumbo en la vida profesional, comenzando por cambiar de trabajo.

entidad bancaria, acuerdo, sindicatos

Cambiar de trabajo no es un asunto menor como podemos imaginar. En un momento en el que el trabajo se puede considerar casi como un bien escaso, la decisión de cambiar de empleo debe ser meditada y realizada de manera minuciosa.

¿Por qué cambiar de trabajo en 2022?

Cuando el cambio suponga un paso coherente en tu carrera profesional. Si bien no debes perder de vista otras perspectivas, como la salarial: descubre los trabajos mejor pagados.

Pueden existir también aspectos internos que justifiquen tu ida a otra compañía, tales como que la marcha del negocio sea negativa, que el feedback de tus jefes respecto a tu rendimiento no sea positivo, que cambie la política de la empresa en aspectos clave y estés en desacuerdo con ella o si estás incómodo o a disgusto en tu puesto por la razón que sea.

Si bien en los casos anteriores puede ser más o menos discutible que abandones tu actual empresa para irte a otra, existen otros signos que indican que debes cambiar de trabajo de forma más clara:

  • No cobras
  • Tu ocupación profesional se inmiscuye o afecta a tu vida privada de manera drástica
  • Estás quemado y no ves que tengas recorrido en la empresa
  • No te sientes lo suficientemente valorado
  • Percibes que tus capacidades, tus conocimientos o tu experiencia no son aprovechados en la medida que consideras oportuna

Reflexiones para cambiar de trabajo

El primer paso es que te preguntes por qué quieres cambiar de trabajo (la respuesta puede ser uno de los motivos anteriores o no) y valorar si realmente te merece la pena.

Obviamente, en parte dependerá de las posibilidades que te ofrezcan en el nuevo puesto. También debes establecer los objetivos que persigues con la maniobra para que, al final, no salgas perdiendo.

Los cambios suelen producir vértigo. La incertidumbre, la duda sobre si el cambio es la decisión positiva, etc. En ese sentido debes plantearte si realmente te merece la pena seguir a disgusto en tu actual cargo en vez de apostar por un cambio que puede traer vientos de cambio que pueden beneficiarte.

Desafía a tus miedos y trata de poner todo de tu parte para que el resultado sea el esperado. Eso sí, más allá del miedo a cambiar de trabajo, trata de calcular lo que probablemente podrá ser el resultado de tu decisión y prepara contramedidas para posibles resultados negativos.

Consejos para cambiar de trabajo

A todo lo anterior sumamos las siguientes recomendaciones en la tesitura de cambiar de trabajo:

  • Crea una lista de opciones. Si estás indeciso ante una variedad de posibilidades para un cambio de carrera, puedes hacer una lista con el objetivo de priorizar las mejores. También puedes preguntarte cómo te sentirías si eliges el puesto de trabajo en cuestión.
  • Toma decisiones desde la perspectiva de los demás. En algún momento se puede pretender ser otra persona y pensar en cómo reaccionaría con la situación en la que te encuentras actualmente. Esto podría ser una de las mejores técnicas para construir cierta confianza en ti mismo, en el caso de que tengas miedo a tomar riesgos.
  • Desafía la realización de tus actividades propias mediante el uso de la comunicación personal. ¿Cuáles son tus fortalezas y debilidades? ¿Estás funcionando bien, de forma profesional, en tu trabajo actual o te imaginas mejor con un nuevo empleo, el cual hace que tus habilidades sean lo suficientemente adecuadas como para que el segundo trabajo sea mejor, o necesitas más formación para conseguir la respuesta a las preguntas antes mencionadas?
Publicidad